El presidente del Banco Mundial habla sobre el enorme potencial de Blockchain en el evento del Fondo Monetario Internacional (FMI)

Jim Yong Kim, del Banco Mundial, habla sobre el “enorme potencial” de Blockchain en el evento del FMI

En una conferencia de prensa durante las reuniones anuales del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial en Bali, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, dijo que la tecnología Blockchain tiene un gran potencial. Continuó diciendo que abrazar esta tecnología es esencial. Él dijo:

“Nosotros en el Grupo del Banco Mundial hemos tenido que admitir que no estamos al día con los últimos desarrollos y no lo estamos haciendo de una manera que ayude a nuestros clientes a aprovechar las grandes cosas que están surgiendo”.

En esencia, dijo que el Banco Mundial no ha tomado en serio la tecnología Blockchain hasta ahora .

Luego aclaró su posición diciendo:

“Creemos que la tecnología de libro mayor distribuido tiene un potencial real y emitimos el primer bono de blockchain en agosto donde creamos, asignamos, transferimos y gestionamos todo el bono a través de la tecnología de blockchain”.

Hablando sobre las aptitudes futuras de la tecnología, Kim destacó la lucha contra la corrupción y la mejora de la inclusión financiera en todo el mundo. Dichas innovaciones podrían “ayudarnos a superar generaciones de malas prácticas” que, por el contrario, “llevarán una eternidad en términos de reducir la corrupción”.

Mientras tanto, un nuevo documento del FMI afirmó que las criptomonedas representaban una amenaza sustancial para la integridad estructural del mercado financiero mundial. Según el informe, el “rápido crecimiento continuo de las criptomonedas podría crear vulnerabilidades en el sistema financiero internacional”. Hablando también durante la misma sesión, Christine Lagarde, la jefa del FMI dijo que era importante que los países detodo el mundo estuvieran despiertos para el uso de fintech como un conducto para mover dinero ilegalmente.

En particular, en la misma conferencia, Kim dijo que está muy preocupado por las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos y advirtió sobre un claro impacto en el crecimiento mundial si todos los países aumentaran sus amenazas arancelarias. Sugirió que se necesita más estudio para comprender los efectos de una guerra comercial en los países que suministran bienes y servicios a China.